Depresión

Al referirnos a la depresión emocional, inevitablemente tenemos que hablar de la tristeza, tristeza que es un estado de animo que se manifiesta en todos los seres humanos en determinadas ocasiones, ante situaciones determinadas, cambios vitales importantes, perdida de trabajo, perdida de seres queridos, cambios evolutivos de crecimiento que conlleva la elaboración de un duelo y la tristeza también se encuentra en la depresión emocional, que por otro lado describe un trastornos del estado vital , que puede ser transitorio o permanente.

La depresión reduce la capacidad de la persona para enfrentar los retos de la cotidianidad y combina múltiples factores: genéticos, biológicos, psicológicos y sociales. También pueden contribuir a que se desarrolle, situaciones difíciles de la vida, como los duelos de todo tipo, la perdida de trabajo, abuso temprano, conflictos familiares etc.

Hace alusión a un estado de abatimiento, irritabilidad, impotencia y sobretodo frustración antes determinadas circunstancias vitales.

El trastorno depresivo, más o menos graves, se caracteriza porque disminuye el interés y el deseo que interfiere en la capacidad de dormir, estudiar, comer lo cual impide a la persona que lo padece a desenvolverse con normalidad.

depresión emocionalLos tratamientos igualmente son variados, desde modificaciones en el estilo de vida, psicoterapia y tratamientos farmacológicos que acompañan y ayudan a que el paciente se beneficie de un tratamiento psicológico.

La psicoterapia se plantea, teniendo en cuenta la psicopatología singular de cada paciente a partir de sus propias vivencias que ofrece claves generales para poder personalizar y singularizar el proceso psíquico, porque en ocasiones se trata de elaborar duelos que han quedado enquistado y que se reactiva ante situaciones de perdidas nuevas, se producen sobre determinaciones y retroalimentaciones individuales de factores cuya causa y comprensión permitirá planificar estrategias y técnicas de abordaje individual.

El objetivo de la terapia se basa en encontrar con el paciente, en un ambiente tranquilo y de confianza los puentes que permitan una nueva comprensión de su malestar y de este modo volver a encontrar una nueva visión psíquica que le permita disfrutar de la vida, aprender a valorarse a sí mismo, sus aficiones, sus habilidades, no dejando que los demás le destruyan porque se trata de un aprendizaje nuevo que le permita una fortaleza de su mundo interno y acabar con esa depresión emocional.

Más información.