Trastornos de Conducta

Problemas alimentarios, que se manifiestan a través de la conducta alimentaria en la que predomina una distorsión de la imagen corporal, que va acompañada por un temor de subir peso en el caso de la anorexia y darse atracones en el caso de la bulimia, este tipo de trastornos de conducta es frecuente entre las adolescentes, pero también se manifiesta en personas adultas.

En los problemas alimentarios, esta presenta el culto al cuerpo y la persona que lo sufre se observa con una distorsión de su imagen corporal, temor a subir de peso, esto se convierte en una obsesión que le ocupa todo su tiempo, se expresa como una adición de tal modo que se encuentra constantemente preocupada por su imagen corporal, que le lleva a producirse purgas a través del vomito en el caso de la anorexia y atracones en el caso de la bulimia con el objetivo de mantener un peso determinado.

Las causas que suelen ocasionar estos trastornos de conducta , están vinculadas a malos hábitos alimentarios, producto en ocasiones de una sociedad en la que lo que predomina fundamentalmente son las prisas y la falta de tiempo, y la importancia de mantener una imagen corporal determinada.

La sociedad actual se caracteriza por un exceso de consumo, en la que todo es posible, en la que nada puede faltar y en caso de que falte algo, se trata de ocultar, una sociedad que tergiversa la necesidad mediante el consumo. A esto también contribuyen las nuevas tecnologías, internet, los juegos virtuales etc. que provocan en los consumidores de las mismas, la idea de la inmediatez y la falta de esfuerzo para conseguir algo.

El Tratamiento psicoterapéutico, en general suelen ser bastante reacios a la cura, es conveniente contar con un buen profesional y no dar solo prioridad a la alimentación del cuerpo ( en ocasiones , esto se convierte en algo vital por temor a morir) , además de alimentar el cuerpo es necesario preservar la existencia psíquica, utilizando para ello herramientas que nos ayudan a hacernos humanos y es la utilización de la palabra, es importante que la persona que sufre problemas alimentarios pueda expresar a través de sus palabras su deseo. Sera esa palabra la que en el encuentro con el profesional permitirá circular la liberación y el deseo de vivir que había sido capturado por la enfermedad.

trastornos de conducta AlcoholismoAlcoholismo

La OMS, considera el alcoholismo como uno de los trastornos de conducta crónico más manifestado por una ingesta repetida de alcohol excesivo, respecto a las normas dietéticas y sociales de la comunidad y acaban interfiriendo en la salud, en las funciones económicas y sociales del bebedor.

Se considera como una droga que se convierte en un auténtico problema social, producido por la combinación de diversos factores fisiológicos, psicológicos y genéticos, provoca una dependencia emocional y en ocasiones orgánicas, afecta más a los varones adultos, pero también en los últimos años está aumentando su incidencia entre mujeres y jóvenes.

Desde hace más de una década, los jóvenes tienden a emborracharse los fines de semana y está aumentando también en edad muy tempranas, en torne a los 14 años, con el agravante de la falta de información que tienen, sobre los efectos y consecuencias de un uso abusivo del alcohol, lo ven como algo que facilita las relaciones sociales, como un instrumento de conexión entre iguales.

El tratamiento del consumo excesivo de alcohol es posible, lo primero es reconocer y aceptar que se tiene un problema y después iniciar un tratamiento de desintoxicación orgánico y psicológico.

Adicciones

trastornos de conducta adiccionesSegún la OMS, las adiciones, se consideran como una enfermedad en el sentido que implica una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación causada principalmente por la satisfacción que produce en la persona que la consume.

Las adiciones se suelen producir en personas que tiene una cierta vulnerabilidad en la construcción de la subjetividad, es frecuente que aparezcan en la pubertad y adolescencia, precisamente porque en esa edad los adolescentes son más susceptible de ser atrapados por lo que le produce un efecto de realización de un deseo y una satisfacción inmediata.

En la actualidad también podríamos incluir como conductas adictivas el uso excesivo de las nuevas tecnologías, móviles, juegos de internet etc. Favoreciendo una falsa idea de la consecución de una necesidad a través de las imágenes virtuales, lo que influye en hábitos de comportamientos particulares, en los que no está presente la importancia del esfuerzo y el trabajo.

El tratamiento, requiere de un reconocimiento de que se tiene un problema, para poder pedir ayuda, y a pesar de que lleva tiempo y en ocasiones se abandonan los tratamientos, precisamente por el carácter impulsivo de la persona que lo sufre, es recomendable la ayuda de un especialista.

Más información.